My Story

jueves, septiembre 30, 2004

Paseo de Curso (parte 2)

Bueno, eso fue lo que ocurrio el Viernes. Pero el mejor día del paseo fue el Sábado. Aunque me tuve que levantar temprano y sin haber dormido lo suficiente, ese día fue genial. Después del desayuno (no me acuerdo que mismo comí, y creo que está bien dejarlo así nomás jaja), nos alistamos y salimos en bus hacia el "Pailón del Diablo". Viajamos como una media hora en bus y caminamos como unos 15 minutos antes de llegar a esta simplemente impresionante cascada. Estando cerca, se sentía la fría brisa y el rocío que se formaba cuando el agua caía sobre el río y salpicaba mojando todo (incluyendo mi camara!).

Después fuimos a la tarabita de San Pedro, que no era sino un "cable car" sobre un río que estaba a algunas decenas de metros más abajo. Cuando me tocó subirme con algunos amigos, justo comenzó a llover, haciendo nuestro viaje mucho más interesante. Luego regresamos al Hotel a almorzar, para salir más tarde al centro de Baños a pasear. Junto con algunos amigos, alquilamos bicicletas por una hora (pagamos 1 dólar) y recorrimos el lugar. No vimos mucho del pueblo, pero dimos vueltas y vueltas y compramos algunas cosas. Yo sólo compre algunas melcochas, porque no vi alguna cosa que me llamara la atención, pero en un puesto donde estaba acompañando a algunas amigas a comprar, nos regalaron las típicas pulseritas de piola ^_^ Algunos también aprovecharon para aprovisionarse de trago y otros alquilaron cuadrones y pasearon.

Los padres habían planificado una dizque "discoteca" en una sala del hotel para esa noche, pero casi nadie fue porque el cuarto tenía un terrible olor a humedad y porque otros estaban ocupados con sus bebidas alcohólicas. Yo pasé esa noche aquí y allá conversando con mis amigos y medio cuidando a un pana (Pablo) quien estaba enfermo, aunque solo fui un par de veces a ver que nadie estuviera haciendo bulla por allá. Nuevamente me duché a las 3 de la madrugada y me fui a dormir.

El domingo era el día de regresar. Salimos con unas dos horas de atraso, con varios compañeros medio enfermos (mareados y con dolor de cabeza) y otros con chuchaqui (jaja). Nos tuvimos que detener algunas veces para que pudieran vomitar, y a una amiga la llevaron a que le pongan una inyección para que cese el vómito. Quizá se estén imaginando un bus así todo de gente vomitando con vomito en todas partes (jajaja), pero no fue exactamente así. Los que realmente estuvieron mal mal fueron solo unos cuantos. El resto solo sufría de dolores de cabeza o mareos que se aliviaban con algo de aire fresco. Yo estuve sanito hasta que fuimos al Chimborazo. Aunque solo llegamos hasta el primer refugio, cuando regresamos la cabeza me estallaba. Ese fue el único malestar que tuve en todo el viaje.

El viaje de regreso no fue la gran cosa, y más bien fue aburrido. Como tuvimos que cambiarnos a otro bus que no tenía DVD, tuvimos que entretenernos escuchando música o durmiendo o conversando, aunque algunos ni siquiera pudieron hacerlo (por los malestares, claro). Ese día en lugar del almuerzo recibimos unos sánduches, aunque yo preferiría llamarlos sólo "pan con queso", porque un sánduche es como que distinto y con más cosas y....
en fin, terminamos cansados y con hambre. Llegamos al colegio por eso de las 8 de la noche y de ahí como dijo Mickey Mouse, cada cual para su House jaja.

Bueno, ese fue nuestro famosísimo paseo de grado a Baños. Nos divertimos mucho y la pasamos chévere, aunque le faltó un poco de planificación (un ejemplo claro de eso fue la comida guak!). Ahora ya se estan haciendo planes mentales para nuestro siguiente paseo a quién sabe donde!

1 Comments:

Publicar un comentario

<< Home