My Story

sábado, enero 01, 2005

Guerra?

"Todo apuntaba hacia otra fresca y calmada noche de diciembre. La brisa nocturna despeinaba mi cabeza mientras me encontraba camino a casa después de la generosa cena a la cual había asistido. Respiré aliviado: al fin iba a tener tiempo para terminar de leer aquella misteriosa novela que obtuve en Navidad. Iba a ser una noche relajante, mas la tranquilidad duró poco; no habíamos avanzado más de tres calles, cuando comenzaron las explosiones. Mientras buscaba el origen de las mismas, vimos como figuras humanas eran transportadas hacia la calle; muchos parecían haberse desmayado de miedo, mientras que otros, con sus extremidades totalmente rígidas asemejaban cuerpos sin vida. Las explosiones no cesaban; todo lo contrario, cada vez se oían más cerca y más sónoras, tanto en el oscuro cielo nocturno como en la fría superficie.

Seguimos nuestro recorrido hacia nuestra casa, donde íbamos a estar seguros. No pude evitar voltear para ver el terrible destino de aquellas figuras, que ahora yacían sobre el duro pavimento; algunos individuos les echaron algun líquido inflamable antes de hacerlos arder en llamas. Fueron horribles aquellas imágenes que observé; mientras los ardientes cuerpos se carbonizaban en el piso, sus verdugos festejaban su eliminación, al mismo tiempo que más eran sacados para aquella incineración colectiva. Los estallidos continuaban, ahora desde todas las direcciones que mis sentidos percibían. Varios de los explosivos estallaron cerca, demasiado cerca, ensordeciéndonos por varios segundos y nublando nuestra visión con un espeso humo blanco.

El ataque no se limitó a las calles de la ciudad, sino que proyectiles fueron impulsados al aire, estallando sónoramente, iluminando zonas por breves segundos y dejando a su paso niebla tóxica, que hacía a los niños toser y respirar con dificultad. Ví como a varias calles de distancia, bengalas eran disparadas al aire, en un afán de que la ayuda llegara..."

Si al leer esto creyeron que se trataba del relato de algúna guerra, pues alégrense, porque se equivocaron; lo que leyeron arriba, no es más que una adaptación de lo que son nuestras celebraciones de Año Nuevo!

Para los que no estén familiarizados con las costumbres ecuatorianas, aquí se celebra el Año Nuevo con la quema de Años Viejos; monigotes de cartón, papél y aserrín, que representan todo lo malo (o indesable, por lo que en muchos casos son representaciones de políticos) que ocurrió en el año que se está terminando, los cuales son quemados al terminar el año (normalmente a las 0:00). Casi siempre se queman pequeños explosivos junto con los monigotes para agregarle emoción al evento y también se usan coloridos fuegos pirotécnicos para iluminar el cielo ecuatoriano durante estas celebraciones.

Aunque tampoco somos unos pirómanos o algo por el estilo, creo que a veces si nos pasamos un poco con esta tradición. Estoy seguro que me entenderán con esta "secuencia evolutiva" de los explosivos ecuatorianos (fabricados en su mayoría artesanalmente). La secuencia comienza con las camaretas, cilindros relativamente pequeños con, entre otras sustancias, pólvora, los cuales son encendidos durante estas fiestas para provocar una explosión sónora. Luego le siguen los petardos y los "tumba casas", cada uno con una explosión mayor al anterior. Hasta este año, la lista se limitaba a estos tres items, considerando que el "tumba casas" ya hacía vibrar algunas ventanas de vidrio a cierta distancia (lo cual creo que es suficiente). Pero parece que no se han conformado con "tumbar casas" y ahora contamos con artefactos "de mayor nivel" como los modernos "tumba edificios" y "tumba barrios". Aunque no he conocido personalmente a estos dos últimos, asumo que, si el "tumba casas" hace vibrar algunas ventanas, el "tumba BARRIOS" y "tumba EDIFICIOS" deben ser prácticamente granadas o incluso (exagerando un poco) misiles antitanque!

Además, considero muy peligroso el hecho de que son fabricados de manera artesanal, sin tomar las debidas medidas de seguridad tanto para la persona que la elabora como para los usuarios. Una parte de los usuarios de estos explosivos son niños, quienes no conocen los pelígros que pueden significar el jugar con los mismos ni las precauciones que se necesitan tomar para evitarlos. Así mismo, estoy seguro que conocen sobre las distintas tragedias que han ocurrido en varias partes del mundo por petardos mal almacenados o procesados, y el caso más cercano a nosotros es sin duda, el terrible incendio que tuvimos en el sector de la Bahía hace algunos años. No hay ejemplo más claro que este sobre lo peligrosa que es la pólvora mal empleada.

Variando un poco el tema, creo que hay algo irónico o quizá estúpido en el tema de los Años Viejos. Como escribí anteriormente, el Año Viejo simboliza las cosas no agradables que han ocurrido a lo largo del año; entonces, por què mismo alguna gente quema lo que SÍ les gustó del año? No es nada raro ver que aficionados de Bob Esponga buscan monigotes de este cuadrado personaje para quemarlo en los últimos instantes de este año, así como amantes de "Los Increíbles" reducen sus superhéroes a cenizas en el final del año al mismo tiempo que los fulminan con sus recién adquiridos "tumba barrios". Qué raro no?

1 Comments:

Publicar un comentario

<< Home