My Story

sábado, febrero 12, 2005

National Treasure

...recien hoy tengo tiempo para volver a la computadora, sentarme tranquilamente y escribir... esta semana no he tenido nada de tiempo, y creo que en el siguiente mes solo voy a poder escribir los fines de semana, aunque eso no signifique que no vaya a poner posts nuevos.

Antes de comenzar oficialmente con la crítica de esta buena película que ví el otro domingo, me gustaría mencionar algunas cosas que ocurrieron a lo largo del viaje a Playas, como enviar SMS a mi amiga Ana, cuyo blog podrán conocer a través de mis links, pensar en comida y tratar de descansar jajaja...

Bueno, regresando al tema de "National Treasure" o "La leyenda del tesoro perdido" (el título en español quedó bien feo y además largo) voy a comenzar con que me gustó bastante la película. Este filme fue sobre Benjamin Franklin Gates (Nicolas Cage), perteneciente a una famlia de historiadores que estaban empeñados en encontrar un tesoro que supuestamente los masones y los caballeros templarios habían escondido en algún lugar de Estados Unidos, y naturalmente, la búsqueda de dicho tesoro. La película comienza en algún lugar bien al Norte, donde "Ben" estaba con su socio Ian (Sean Bean), los secuases de Ian, y Riley (Justin Bartha), el asistente de Ben. Ellos estaban tras la pista del barco "Charlotte" otra clave que los acercaría al tan codiciado tesoro. Ahí encuentran una pipa, que les da instrucciones de encontrar un mapa escondido en el reverso de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos. Ian, quien no es más que un criminal con mucho dinero, propone robar este tan importante (y tan bien resguardado) documento y analizarlo con químicos, lo cual lo arruinaría, y Gates no se lo iba a permitir, por lo cual se desató una discusión dentro de la bodega del Charlotte que terminó con la explosión del cargamento de pólvora que tenía. Ian creía que Gates y Riley habían muerto en la explosión, pero ellos lograron salvarse escondiéndose en la bodega de contrabando que tenía el barco.

Riley y Gates trataron de advertir a todas las autoridades (FBI, a la guardia nacional, etc.), pero todos los tomaron en broma, incluso la Dra. Chase (Diane Kruger), una importante historiadora y algo así como la directora del archivo histórico. En vista de lo ocurrido, deciden robar la declaración ellos para que Ian no lo consiga, pues él la iba a destruir por su inexistente experiencia en el manejo de documentos antiguos; después de todo, a Ian solo le interesaba el tesoro, así que no le importaba si a la final este valioso documento seguía en una pieza o no.

Después de un complicado plan, Ben y Riley consiguen el acta, y no sólo eso, también habían arrastrado a Abigail Chase (quien se tuvo que volver su ayudante a la fuerza), y habían conseguido tener a todo el FBI tras ellos, además de Ian, claro está. De esta manera, con el documento en sus manos, consiguieron revelar nuevas pistas, y tras seguir esta información hasta la torre donde se encontraba una importante campana. En este momento es que Ben es atrapado por la FBI, y Ian consigue la declaración, pero ellos sabían que de nada le iba a servir sin la información que sólo Ben y su equipo tenía.

Entonces no le quedó más opción a Ian que negociar con Ben, y es así como llegaron a una iglesia en las famosas calles de Broadway y Wallstreet. Es en este momento donde Ian toma la delantera atrapando a Riley, Abigail y al padre de Ben como rehenes. Luego de un camino tenebroso a través del subsuelo de la iglesia y una pista falsa con la que consiguen que Ian los deje solos, finalmente encuentran el tesoro, el cual donan a varios museos (claro que ellos reciben una buena suma de dinero por haberlo encontrado) y llevan a la FBI al falso escondite del tesoro al cual enviaron a Ian.

La película me pareció muy interesante y entretenida; hubo varias partes bastante chistosas que me agradaron mucho, y la historia en sí es bien simpática. Recomiendo esta película a cualquiera que quiera pasar un rato agradable en el cine, porque sinceramente, me parecío bastante buena la película, aunque si van con niños, talvez no entiendan sobre los masones y los templarios jaja.