My Story

miércoles, marzo 02, 2005

Clases de Inglészzzzzz.....

Hoy fue uno de esos días en que me levanto, y por algún motivo presiento que voy a tener un día pesado... y desgraciadamente tuve razón.

Tengo clases de Francés desde hace ya una semana y media en el horario para los duros, o los que se creen duros. Son clases de Francés intensivo de 8:30 a 12:30 con un recreo a las 10:30 de unos 10-15 minutos de lunes a jueves. Normalmente no tendría ningún problema con este horario porque he aguantado y sobrevivido exitosamente cosas peores, pero esto va a ser ligeramente más difícil, porque en las tardes tengo todavía más cosas que hacer...

Resulta que en estas semanas estoy haciendo prácticas en el Hilton Colón, casi casi, de puro masoquista, porque oficialmente las prácticas que tengo que hacer para el colegio son el siguiente año. Esta aventura en el mundo de la hotelería comenzó así: se acercaban las vacaciones, y mis padres querían que trabajara en algo durante estos tres meses de eterna espera, porque la verdad es que no tengo casi nada que hacer en este largo tiempo, entonces de alguna manera me salió esta oportunidad de hacer una pasantía en el hotel.

Me pareció magnífica la idea; oportunidades como esta no se consiguen siempre, y además lo que aprendería con mi primera experiencia de trabajo sería invaluable. Y es así como ahora estoy en las tardes haciendo de recepcionista-practicante en los predios del hotel.

La verdad es que la estoy pasando de maravilla; todos en el hotel son muy buenas personas y todo ha marchado magníficamente bien. No quiero entrar en detalles sobre esta experiencia, ya que pronto escribiré un post exclusivamente sobre mi práctica, y además ese no es el tema central de este post.

Después de todas estas actividades que realizo durante el día, en la noche tengo clases de inglés, y como es de suponerse, llego a la clase bastante agotado por toda la acción de la mañana y la tarde.

Hoy llegué más cansado que lo habitual a mi clase de inglés, así que decidí, digámoslo así, descansar un poco durante la pausa que tenemos. Mientras el resto de mis compañeros salía a comprar algo de comer o beber, o símplemente iban a caminar un poco, yo me recosté y me relajé un poco... creo que demasiado. Normalmente no me quedo dormido en ninguna clase, pero hoy día fue la exepción. Para cuando finalmente me despertaron, ya habían pasado unos 8 minutos de clase desde que terminó el recreo ( ^_^; ). Me dieron permiso para ir a lavarme la cara (tenía los ojos bastante rojos) y cuando regresé todo siguió de manera normal, excepto que por algún motivo ya habíamos terminado con la actividad anterior XP

Después de la clase me enteré que nadie pensaba que de verdad estuviese dormido jajajaja; todos pensaban que estaba bromeando o algo por el estilo y creían que estaba escuchando lo que ocurría, por lo que trataron de hacerme "despertar" diciendo cosas que imaginaban que yo iba a oir, cuando en realidad yo estaba totalmente "out" jajajaja... nadie creía que me pude haber quedado dormido en tan poco tiempo; fue como si de repente alguien me hubiese desconectado o apagado. Por otra parte, la pequeña siesta me ayudó bastante; una vez que me desperté estuve más despierto que nunca!

En fin, esa fue mi experiencia con las siestas en clase. En días habituales, comunes y corrientes no lo haría, pero hoy mis baterías no aguantaron más. El día de hoy nos deja varias cosas para aprender:
1.- Nunca está de más tomar algo de café antes de alguna clase
2.- Si me he quedado quieto y callado por bastante tiempo, estoy respirando y no estoy leyendo algún libro, eso quiere decir que estoy dormido... Jajajaja.