My Story

jueves, marzo 10, 2005

Otro encuentro cercano con el crimen...

Como seguramente se habrán dado cuenta, el tema de hoy es algo totalmente deprimente y triste: la inseguridad en la urbe, de la cual yo fui víctima en cierto nivel el día de hoy. Todos sabemos que hoy en día, el crimen es uno de los males más grandes que tiene nuestra ciudad; los asaltos "express", los ladrones que pasan arranchando carteras y bolsos y claro, los clásicos vendedores en los buses, los causantes directos de que esté escribiendo este post sobre este tema.

Resulta que hoy, después de otro largo día en mis prácticas (por cierto, hoy fue mi penúltimo día), mientras me encontraba en uno de los últimos tramos en bus antes de llegar a mi casa, al bus donde viajaba tranquilamente se subieron unos dos dizque vendedores de cualquier tontería que tenían para una vez dentro del vehículo, apoderarse de todo lo que pudieran. No sé por qué el conductor permitió que esta gente se subiera, normalmente en esta línea (124-1 "La Garzota"), no ocurren, o al menos no me he enterado que ocurrieran este tipo de incidentes, pero desgraciadamente sucedió, y lo peor de todo, yo me encontraba ahí.

Entonces este tipo se dirigió hacia la parte de un poco más atrás del bus, donde me encontraba yo y unas cuantas personas más. Este individuo, sin armas de ningún tipo a la vista, estuvo pidiendo como de costumbre artículos de valor, dinero etc. y me pidió mis cosas un par de veces. Yo respondí con algunos enérgicos y firmes "No, no tengo" y "Por favor, No", y parece que en esta ocasión dio resultado, porque se fue sin llevarse nada mío, pero en cambio obtuvo una cadena de otro de los pasajeros que se encontraba por ahí.

Sé que lo que hice fue bastante peligroso; uno no sabe lo que puede estar pasando por la mente de esta gente, y aún si no mostrara algún tipo de arma, podría tenerla oculta para no llamar la atención. Lo más recomendable en estos casos es evitarse mayores problemas y cooperar, pero esta vez no podía arriesgar nada de lo que llevaba, no por su valor económico, sino por su importancia en general.

Después de que estos dos se bajaron del bus, mis manos estaban temblando un poco; esta era la primera vez que tenía un contacto tan cercano con este tipo de sucesos. Por un lado estaba inmensamente aliviado de que el peligro ya pasó, por otra parte sentía miedo por que ocurriera de nuevo, y además de eso sentía bastante enojo porque ocurran este tipo de cosas.

Mientras parte de mi mente estaba ocupada imaginándome algún final fantástico para alguna situación de peligro, las típicas de hollywood en que el hèroe le pega algunos golpes mágicos al malechor y éste termina incapaz de contraatacar en el piso (los medios de verdad distorcionan la concepción de la realidad), otra parte estaba luchando por superar la situación.

Sinceramente opino que así como van las cosas, las tasas de crimen en la ciudad no van a mejorar. No hay suficientes policías patrullando la urbe, y aún si lo hubiesen, las leyes en este país favorecen a los reos liberándolos sin haber cumplido siquiera la cuarta parte de su sentencia, pero de todos modos no habría como recluirlos más tiempo, porque de una u otra manera estarían de vuelta en las calles en cuestión de un par de años o quizá meses!

Sin importar lo que digan las organizaciones humanitarias o los manifestantes pro-derechos, creo que una ley para eliminar a aquellos criminales que llegan al punto de terroristas es más que necesaria. Entiendo que no somos las personas indicadas para juzgar a la gente y decidir si merecen seguir viviendo o no, pero creo que de alguna manera hay que conseguir que la gente entienda que tales y cuales acciones están mal.

De qué le serviría a un criminal estar recluido por algunos meses o años, si después de ese tiempo queda en libertad para seguir cometiendo sus fechorías, o peor aún, ir a algun otro lugar como algun ciudadano honesto para ahí realizar actos peores? Se requiere una mano firme para castigar a estos desadaptados, y se necesitan oportunidades para que gente sana no caiga en la necesidad de robar para sobrevivir.

Los dejo por ahora con este post tan lleno de enojo y coraje... Comenten!