My Story

martes, agosto 09, 2005

Back for good

Y bueno, después de más de tres meses de ausencia de la blogósfera, de repetidos borradores de posts descartados y de harto trabajo para el colegio (el cual continúa igual de difícil e igual de pesado), creo que puedo anunciar mi retorno al mundo cibernético y parece que voy a quedarme un buen tiempo antes de que me toque tomar otro descanso (a menos que mi agenda quede definitivamente llena, lo cual espero que no suceda).

Pero tampoco crean que en estas últimas semanas me he quedado en casa rascándome la barriga y mirando el techo, no!; mientras en este blog se acumulaba el polvo, las arañas, y los comments en el chatterbox (y mientras, tanto el cumpleaños del Blog como el mío, pasaron desapercibidos para algunos, a quienes creí estimar), yo estuve sudando con todos los deberes para el colegio (y con el calor que suele hacer por acá, puf!), tratando de hacer que varias cosas funcionen en los diferentes proyectos en los que me he visto involucrado, pensando en alguna historia que escribir, y después de aguantar todo el estrés y el cansancio, me escapé un mes de esta monótona realidad y fui por un mes a Alemania, para hacer un pequeño "retiro espiritual" (jajaja).

Durante ese mes, estuve en un grupo con 12 estudiantes más de distintos países recorriendo varias ciudades de Alemania y aprendiendo un poco más sobre la historia de este país. Este programa, organizado por el PAD (Pädagogische Austausch Dienst), permite a los estudiantes con un buen nivel de alemán viajar a Alemania para perfeccionar el idioma, conocer algunas de las ciudades más significativas y pasar unas semanas bastantes entretenidas en compañía de jóvenes de distintas culturas y costumbres.

Me gustaría hacer un relato bastante detallado sobre esta pequeña aventura en el otro continente, pero se haría demasiado larga (es que de verdad hicimos bastante, y esas 4 semanas se pasaron como si fuesen apenas 4 días - *voz melancólica* aaaaahh! esos buenos días), a cambio, voy a relatarles sobre mi catastrófico vuelo de regreso en el siguiente post.

En el siguiente Post: La increíble y... ehm... sorprendente historia de mi desastroso viaje de regreso (que por cierto, llegó con dos días de retraso!). Esto y quizá un poco más, sólo en el... ehm... increíble y sorprendente mundo de Mi Blog!